La prueba de esfuerzo, es la expresión máxima de la revisión medico-deportiva, el someter a nuestro organismo a un esfuerzo sub-máximo o máximo controlado por electrocardiógrafo nos ofrece una seguridad y tranquilidad mayor a la hora de practicar un deporte.