La administración intrarticular de AH, proporciona viscoeslasticidad al líquido sinovial que es fundamental por sus propiedades como lubricante y amortiguador, esencial para la correcta estructura de los proteinglicanos en el cartílago articular. La administración intrarticular de AH mejora la movilidad de las articulaciones con un cartílago dañado, sea por la artrosis como por otras causas , mecánicas, deportivas etc.
Indicaciones:
1- Artrosis en articulaciones como son el tobillo, rodilla, hombro, etc.
2- Tratamiento de lesiones del cartílago articular, condromalacias, tanto generadas por la actividad profesional como por el deporte.